REUNIONES FAMILIARES: Una experiencia inolvidable REUNIONES FAMILIARES: Una experiencia inolvidable

Te invitamos a que integres a tu dinámica familiar, el hacer periódicamente una reunión familiar.

Nuestra experiencia como familia con esta sencilla práctica, nos ha dejado recuerdos bellos que nos han unido como familia y nos han edificado como personas.


¿En qué consisten las reuniones familiares?

Son espacios de una a dos horas en donde nos encontramos como núcleo familiar, alejados de las actividades rutinarias como ver televisión, navegar en internet, escuchar música o jugar juegos electrónicos.

¿Cómo se hacen las reuniones familiares?

Periódicamente se convoca a una reunión en donde participan, libremente, los miembros de la familia. Se designa un coordinador para cada reunión, esta coordinación se va rotando entre los miembros de la familia para que todos participen.

El coordinador se encarga de organizar la reunión y de animar a los miembros de la familia para que participen. Puede utilizar su creatividad para recordar la reunión y para incluir en el desarrollo de la misma elementos sencillos, divertidos y novedosos.De acuerdo con el día y la hora señalados, se da comienzo puntual a la reunión con un saludo efusivo y con alguna dinámica que sirva para romper el hielo y generar un ambiente de confianza. Luego se desarrolla el tema central, se comenta entre todos y se sacan algunas conclusiones.

Reuniones Familiares

Finalmente, se comparte un refrigerio o una cena.

¿Qué temas se pueden tratar en las reuniones?

Se trata de compartir la vida cotidiana y de conocerse mutuamente cada vez. Así es que los temas pueden ser muy variados. A manera de ejemplo te damos los siguientes:

  • Actividades diarias de cada uno. Qué novedades hay en el colegio, en la universidad, en el trabajo.
  • Proyectos, sueños o ideales personales y/o familiares.
  • Juegos y dinámicas de integración y diversión.
  • Temas de crecimiento personal, profesional, espiritual.
  • Dificultades por las que se esté atravesando.
  • Oración, lectura de la Palabra de Dios.

Reglas básicas:

  • La asistencia a las reuniones debe ser libre.
  • Fijar fecha y hora y cumplirla.
  • Motivar la participación de todos los asistentes a la reunión, es decir, que todos hablen, interactúen y se sientan tenidos en cuenta.
  • Todas las participaciones son importantes, no menospreciar ni ridiculizar a nadie.

Recomendaciones para iniciar:

  • Toma la iniciativa, fija la fecha y la hora de la primera reunión e invita a los miembros de tu familia para realizarla.
  • Comienza con los que lleguen a la reunión, no te vayas a desanimar. Si llegan pocos, así sea uno, realiza la reunión como si estuvieran todos.
  • Comienza con un tema sencillo y práctico, como por ejemplo los proyectos y los sueños de cada uno.
  • Al finalizar, pregúntales cómo se sintieron, entre todos pónganse de acuerdo sobre la frecuencia de las reuniones y asignen los coordinadores correspondientes.

Esposos Humberto Díaz e Isabel Botía

Sin comentarios aún.

Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*